quarta-feira, 9 de setembro de 2009

Mientras Jasmim no llega...


Mientras esperamos la llegada de Jasmim sentimos bien de cerca el abrazo fraterno y cariñoso de los familiares y amigos, abrazos que llegan por e mail, por teléfono o que son dados en momentos de alegria, unión y expectativa.
Nunca fui abuela, no sé... creo que debe ser como tener un hijo dos veces!
Solo sé que mientras esperamos, imaginamos, pensamos, soñamos, ansiamos, y, principalmente, confiamos.
Vamos Jasmim, estamos todos esperándote!

Um comentário: